Terapia Craneosacral

La Terapia Craneosacral se basa en el principio de la existencia de una pulsación rítmica sutil que emerge en los tejidos y fluidos del núcleo del cuerpo, que se denomina Impulso Rítmico Craneal .

terapia craneosacral
Durante la sesión el cliente siente el contacto ligero de las manos del terapeuta entrenado en escuchar los movimientos sutiles del cuerpo, sus ritmos, pulsaciones y patrones de congestión y resistencia. Esta escucha proporciona información importante sobre el funcionamiento de la persona en su totalidad.

En respuesta a golpes físicos, o tensiones, problemas emocionales, etc. los tejidos del cuerpo se contraen. En ocasiones, esta contracción – sobre todo si el golpe ha sido fuerte o el trauma emocional intenso – queda contenida en el cuerpo, limitando su buen funcionamiento, y creando restricciones que provocan problemas que pueden durar años. El movimiento craneosacral las refleja como áreas de congestión o restricción. Un terapeuta entrenado puede percibirlas, identificar su origen y trabajar con ellas.

El terapeuta utiliza sus manos para reflejar al cuerpo del cliente el patrón que está conteniendo; al hacerlo, éste tiene la oportunidad de soltar ese patrón restrictivo y encontrar una nueva forma de organizarse.

Beneficios

  • Dolor de cabeza, migraña
  • Dolor de cuello y espalda
  • Depresión
  • Insomnio
  • Ansiedad
  • Sistema Nervioso Central
  • Fatiga Crónica
  • Síndrome Temporomandibular (TMJ)
  • Estrés Post Traumático
  • Daño Cerebral y de Cordón Espinal
  • Fibromialgia
  • Desórdenes Inmunes y Neurovasculares
  • Disfunción Post Operatoria
  • Accidentes, golpes, caídas
  • Traumas de Nacimiento y Niñez
  • Cólicos
  • Autismo
  • Déficit de Atención (ADD)
  • Hiperactividad
  • Dificultad de Aprendizaje
  • Coordinación Motora
  • Problemas Ortopédicos
  • Nacimiento por Cesárea
  • Nacimiento Traumático
  • Infección de Oidos frecuente
  • Caídas y golpes, entre otros